Niños y Espiritualidad

Thumbnail

Todos los niños tienen una conexión natural con Dios o como quieras llamar a aquello que es más elevado que uno mismo. Tienen una inocencia pura sin dudar; tienen sed de conocimiento y la necesidad de hacer preguntas constantemente para entender algo hasta que tenga sentido; tienen una honestidad intrínseca, y un profundo sentido de Amor incondicional; y tienen mucha creatividad sin esfuerzo. Esta creatividad viene de una fuente en su interior, a la que pueden aprender a acceder por sí mismos, y a través del aprendizaje, podrán alcanzarla a lo largo de toda su vida, por lo que nunca necesitarán ser consumidos por dudar de sí mismos, el miedo, la falta de autoestima, y nunca se sentirán solos.

Vivimos en un mundo rodeado de influencias externas negativas; lo más obvio es que lo vemos en las noticias, el marketing, las revistas, las vallas publicitarias, la televisión y los medios de comunicación: la promoción y la venta de productos que esencialmente dicen, "cómo tú eres ahora mismo" no es suficiente. Las industrias de la moda y la llamada "belleza" triunfan porque han aprovechado algo que pueden vender sin parar: decir a la gente que su aspecto físico es un problema que necesita arreglo es un negocio lucrativo. Estas empresas se nutren y alimentan de los sentimientos de inseguridad, miedo y deseos sin fin de la gente. Por eso es tan importante ser conscientes de lo que estamos exponiendo en las mentes de nuestros hijos. 

Para una verdadera felicidad, los niños necesitan aprender a amarse a sí mismos y a seguir su intuición. Con esta intención Paramahamsa Vishwananda nos ha dado Bhakti Marga Children Yoga para que podamos abrazar esta luz natural que brilla en los niños. Todos tenemos esta luz pero a medida que nos hacemos mayores se empaña con nuestra mente, pensamientos negativos e influencias externas. A través del cultivo de la práctica espiritual, los niños pequeños pueden tener la fuerza y la capacidad de confiar en sí mismos, desarrollar el amor propio y ayudar a compartir este Amor con los demás.

Si tienes una Sadhana Espiritual, deja que tus hijos se involucren. Meditar con ellos no siempre es fácil, pero puede valer la pena. Les ayuda a hacerse una idea de lo que es la Sadhana, este tiempo único y precioso de conectarse con lo Divino, y ellos también pueden experimentar la paz, la serenidad y el amor. Con los bebés esto es relativamente fácil y una vez que se vuelven más activos se vuelve más retador, pero trata de no dejar que esto te detenga: los niños pequeños aprenden a través de la imitación, así que involucrar a los niños desde el principio en tu práctica de sadhana fomentará tal comportamiento.

Introducir a los niños en el mantra es enormemente beneficioso para ellos. Paramahamsa Vishwananda recomienda especialmente OM Namo Narayanaya y el Gayatri Mantra para niños. Estos mantras utilizan las vibraciones de las palabras en sánscrito para despertar y manifestar cualidades positivas como la aceptación, la compasión, el coraje, la paz y el amor. Memorizar y recitar mantras tiene efectos profundamente positivos en la mente, y efectos revitalizantes y curativos en el cuerpo.

Como seres humanos, todos tenemos gustos y preferencias diferentes, y a menudo (lo que era evidente con mis hijos) están ahí desde que nacen. Reconocer lo que a tu hijo le gusta hacer, y lo que le atrae de forma natural, y aceptarlo, le ayudará a aprovechar su creatividad y alegría. Actualmente a mi hijo de 3 años le encanta pintar Deidades, especialmente Kali y Shiva en sus diversas formas feroces. Así que vamos a internet y encontramos un dibujo que le guste; entonces me siento con él y lo dibujo; él siente una inmensa alegría al verme dibujar. Recientemente su hermano de 5 años ha comenzado a dibujar las Deidades favoritas de su hermano pequeño, así que el mayor dibuja y el pequeño pinta, o a veces pintan juntos. Además de dibujar y pintar, a mi hijo de 5 años siempre le ha gustado organizar y reordenar: cuadros en las paredes, muebles y objetos de la casa. Desde muy temprana edad hizo altares de deidades y santos en los que quedaba totalmente absorto (Paramahamsa Vishwananda describe este intenso enfoque que los niños tienen en el momento como "kriya"), y siempre ha tenido un gran interés en las Deidades en pintura y Murtis; como regalo de su tercer cumpleaños pidió plumas de pavo real, que luego colocó alrededor de la casa.

Las Historias Espirituales también tienen mucho éxito con ambos niños, de hecho no me he encontrado con un niño al que no le guste una buena historia. Las historias hindúes son atractivas para los niños y esclarecedoras para los adultos. A mis hijos les encanta lo entretenidas que son, y a mí me encanta aprender, y darme cuenta de lo que simbolizan. Utilizamos libros, ya que hay algunos libros fantásticos disponibles, y también vemos dibujos animados de las diferentes historias.

Otra cosa que solemos hacer en casa es cantar y bailar. En youtube hay una cantidad ingente de Bhajans, Kirtan y Mantras que a menudo ponemos en la televisión, el teléfono o el iPad. A los chicos les encanta bailar con ellos y también les gusta aprender los Mantras o canciones. ¡Y yo prefiero tener un Mantra en mi cabeza que una canción infantil!

Y, finalmente, la parte fundamental de la Espiritualidad es Ahimsa (no violencia), que se basa en no causar daño a uno mismo ni a los demás: esencialmente, ser un ser humano amable y amoroso; y dentro de esto, ser vegano es muy importante. No apoyar a las industrias que explotan, dañan y matan a los seres sintientes es algo que comento con mis hijos a menudo y también cómo cuidar a la Madre Tierra; ser un consumidor consciente al boicotear productos que pueden poner en peligro especies (como ciertos aceites de palma), evitar productos que generan muchos residuos (especialmente plásticos) y aprender sobre el reciclaje y la reutilización. Cuidar y amar a nuestro planeta tiene una conexión muy arraigada con amarnos a nosotros mismos.

Es muy importante que los niños sepan que en este momento son perfectos, y dentro de ellos, dentro de su corazón, se encuentra el Amor puro, del cual emana todo lo que necesitan para la verdadera felicidad.

Bhakti Marga Children Yoga tiene una serie de actividades diferentes que enseñan a los niños formas prácticas que pueden ayudarles a adoptar su individualidad, fomentar su creatividad y descubrir el Amor que hay dentro de ellos. Para obtener más información, póngase en contacto con: sadhana [at] bhaktimarga.org


Blog »