El Kriya Yogi Vegan@ – Una manera de vivir consciente y amorosa.

Thumbnail

Muy a menudo se piensa que el veganismo es una dieta especial basada en vegetales para personas que cuidan de su salud, y la filosofía que hay detrás del veganismo a menudo se malinterpreta. "Prem" y "Ahimsa" son dos palabras que resumen esta filosofía. El sánscrito tiene dos palabras para el amor. Uno es "Prem", que es el Amor Divino incondicional e ilimitado, y el otro es "Pyar", que es el amor humano, condicional y limitado. Aquí nos referimos a Prem. "Himsa" en sánscrito significa causar daño o dolor y, por lo tanto, "Ahimsa" significa hacer exactamente lo contrario. Es un camino en el que realizamos el menor daño posible no solo para otros humanos, sino también para otros seres vivos, y para el medio ambiente.

Nuestro bienestar se define por la armonía y el equilibrio dentro de nosotros, que a su vez está conectado al bienestar de todo lo que nos rodea. Nuestras acciones, pensamientos, palabras, alimentos tienen un impacto en esta armonía y equilibrio.

Veamos primero lo que ponemos dentro de nuestros cuerpos en términos de comida. ¿Qué significa incorporar los principios de "Prem" y "Ahimsa" en los alimentos que consumimos? El primer paso generalmente se da en la elección de matar a un animal por ninguna otra razón que para complacer nuestro sentido del gusto, y la elección de no matar a ninguna criatura; y muchas personas se vuelven o son vegetarianas debido a esta elección. Las personas se solidarizan abiertamente con la defensa de los toros, leones, la caza furtiva de elefantes, o por el trato inhumano o la crueldad dirigida hacia animales domésticos, y, sin embargo, apoyan a la industria cárnica. ¿Qué nos da el derecho a quitarle la vida a un tipo de animal, y elegir proteger la vida de otro? Necesitamos cambiar esta mentalidad, por la que vemos a uno como parte de la familia, y a otro como alimento, bajo la perspectiva de sentir compasión y amor hacia todos los seres. Energéticamente, también se participa en el miedo, el dolor y otras vibraciones similares que están presentes en el cuerpo del animal durante la cría y su sacrificio.

Sin embargo, una pregunta que deberíamos hacernos todos es: ¿ser vegetariano es lo suficientemente bueno o lo suficientemente compasivo? ¿Está bien que las vacas de la industria lechera sean embarazadas por la fuerza año tras año, no solo reduciendo a la mitad la vida natural de una vaca, sino que también quitándoles las crías inmediatamente después del nacimiento? ¿Todo este sufrimiento solamente para que los humanos beban un alimento dedicado y diseñado para sus crías, al que llamamos leche? A los terneros ni siquiera se les permite pasar tiempo con su madre al nacer y tanto la madre como el ternero lloran durante días y días. Las terneras hembra son apartadas, y embarazadas a la fuerza después de unos pocos meses, cuando su cuerpo aun no ha madurado lo suficiente, y los terneros, como no sirven para dar leche, se les aparta, no se les alimenta, y se venden como ternera lechal en la industria cárnica. ¿Esta forma de violencia es necesaria? Cuando se pracita a los humanos, hablamos de violación y asesinato. Los humanos somos la única especie que toman leche después de 6 meses de nacimiento, y aun de una especie diferente a la nuesta. ¿Deberíamos también centrarnos solo en una dieta vegana, o hacerlo extensible a un estilo de vida, y evitar también los zapatos, cinturones y bolsos de cuero?

Si somos honestos con nosotros mismo, todos sabemos cuál es la respuesta.

Incluso en términos de medio ambiente, al hacerse uno vegano, se contribuye positivamente, ya que se necesitarán muchos menos cultivos para alimentar a los animales para la industria cárnica y láctea, lo que a su vez, puede ayudar a reducir el hambre en el mundo. Muchos bosques también se despoblan para crear tierras de pastoreo, o cultivar alimentos para animales.

Himsa o violencia, en ocasiones se disfraza muy bien, y se manifiesta en nuestras acciones, pensamientos y palabras más a menudo de lo que creemos. Los ejemplos incluyen el resentimiento, la falta de perdón hacia uno mismo y los demás, el odio, el pensamiento negativo acerca de nosotros mismos y los demás, etc. Tan pronto como uno se vuelve más consciente de sus pensamientos, más fácilmente puede calmar y controlar la mente; lo que a su vez dará como resultado la capacidad de escuchar menos el ruido mental, y escuchar más el amor y la compasión en nuestros corazones... De esta manera, comenzamos a ser conscientes y a observar nuestros pensamientos en lugar de reaccionar ante ellos.

Todos sabemos que debemos evitar palabras, pensamientos o acciones violentas, pero a menudo no contamos con las herramientas y técnicas que nos puedan ayudar. Abrazar el Amor incondicional, y abrir nuestro corazón espiritual, a través de la práctica de Atma Kriya Yoga, es una excelente manera de mejorar la conciencia de nuestras palabras, pensamientos y acciones, en nuestras interacciones diarias. El verdadero yoga es en realidad un proceso científico de la unión del cuerpo, la mente y el espíritu, y no solo el ejercicio físico que se representa. Las prácticas como Atma Kriya Yoga tienen técnicas físicas y energéticas que trabajan desde lo más profundo de nuestro ser, para permitirnos transformarnos, y así poder realizar nuestras acciones con la conciencia del alma, y tener una experiencia real de amor incondicional. Encontrar este amor dentro de nosotros mismos nos permitirá estar en paz con el mundo, y en nuestra interacción con los demás.

Se puede ver claramente el vínculo entre un estilo de vida vegano, el verdadero yoga, y la importancia de la combinación de ambos. Los seres humanos tiene el poder del intelecto para discriminar lo que está bien de lo que está mal. Los animales u otras criaturas no lo hacen y están gobernados por instintos. Tú, sin embargo, puedes tomar conscientemente esta decisón en favor del Amor sobre la Violencia.

La pregunta de si es fácil o difícil puede responderse completamente desde la perspectiva en que uno la mira. Nuestro viaje de transformación es continuo y de por vida en muchos pequeños pasos y no puede suceder de la noche a la mañana. Los desafíos en la vida son grandes y pequeños, y vendrán y se irán. El tipo y la variedad de desafíos que recibimos en la vida pueden no estar bajo nuestro control, pero la forma en que elegimos vivir nuestras vidas es. Nuestras elecciones tienen consecuencias. Sin embargo, el primer paso en este viaje es usar nuestro poder de discriminación y hacer esta elección hacia un estilo de vida más amoroso, atento y compasivo.

Puedes elegir ser un yogi kriya vegano. Yo lo elijo. ¿Me acompañas?


Blog »